La herida con la madre


Adaptado del texto de Germana Martin en Mujeres en Curso

"La herida con la madre es algo que cada una de nosotras debe sanar. Para comenzar, debemos comprender que ellas nos dieron la vida y criaron en un marco donde sus potencialidades y derechos eran brutalmente sojuzgados -en muchos casos hasta con violencia física- y debemos perdonar que ellas hayan ejercido ese mismo patrón de desvalorización y sometimiento con nosotras, que ha generado una brecha de dolor entre ambas".

2 comentaris:

José María Arroyo Bermúdez ha dit...

Respecto a la mía, puedo decir que además de darme a luz, hizo y sigue haciendo todo lo posible por mejorar mi vida. La mía es una luchadora nata... Cuando me tocaba nacer me aferré tanto a ella que tuvieron que sacarme con antidisturbios, provocando desgarros en su interior. Me tocó un padre muy inteligente y docto pero muy cabrón, y eso llevó a que mi madre tuviera que dar un paso que en aquella época pocas mujeres se atrevían a dar, separarse (aún no estaba legalizado el divorcio) Así que con su desgarro interno provocado por mi tozudez al nacimiento, y el desgarro en el alma, provovado por mi padre, mi madre siguió luchando por nosotros. Como para no perdonarle nada... Hermosa reflexión Cris.

Cris Pérez-Vàzquez ha dit...

Gracias JM